Este es Alain.

Y estos son sus alumnos.

Hace unos meses Alain vino de Bélgica para darle un taller a los lectores de ¡La leche!

Su propuesta: que los chavales ilustraran fuegos artificiales sobre Madrid.

Fue un día muy especial.

A su vuelta a La Louvière, los alumnos de Alain hicieron linograbados a partir de las ilustraciones de los niños españoles.

Fue mucho trabajo.

Poco después de Reyes, Alain y sus alumnos vinieron a visitarnos.

Aprovechamos para darles un taller.

E iniciar un nuevo proyecto.

Y disfrutar de la compañía.

Pero, lo más importante es que organizamos un encuentro entre nuestros niños ilustradores y los grabadores belgas.

Tuvieron la oportunidad de conocerse.

Y, a pesar de hablar en idiomas distintos, conseguimos entendernos.

Fue un día muy especial.

Pero aquí no termina, en abril ¡La leche! participará en MOTAMO, la bienal de libros para niños (hechos por niños) en Bélgica organizada por Alain. Ya les contaremos cómo avanzan nuestros proyectos.

Artículos relacionados

Quizá lo último que piensas que se puede aprender en una clase de inglés es a componer una de esas...

Llevábamos tiempo hablando de ello: había llegado el momento invitar a nuestros lectores a unirse...

¡La leche! convoca a sus lectores a un taller para realizar una entrevista a una persona...

Deja una respuesta