Este es Alain.

Y estos son sus alumnos.

Hace unos meses Alain vino de Bélgica para darle un taller a los lectores de ¡La leche!

Su propuesta: que los chavales ilustraran fuegos artificiales sobre Madrid.

Fue un día muy especial.

A su vuelta a La Louvière, los alumnos de Alain hicieron linograbados a partir de las ilustraciones de los niños españoles.

Fue mucho trabajo.

Poco después de Reyes, Alain y sus alumnos vinieron a visitarnos.

Aprovechamos para darles un taller.

E iniciar un nuevo proyecto.

Y disfrutar de la compañía.

Pero, lo más importante es que organizamos un encuentro entre nuestros niños ilustradores y los grabadores belgas.

Tuvieron la oportunidad de conocerse.

Y, a pesar de hablar en idiomas distintos, conseguimos entendernos.

Fue un día muy especial.

Pero aquí no termina, en abril ¡La leche! participará en MOTAMO, la bienal de libros para niños (hechos por niños) en Bélgica organizada por Alain. Ya les contaremos cómo avanzan nuestros proyectos.

Artículos relacionados

Un día más compartimos contigo uno de los encartes que durante estos cuatro años hemos regalado...

Siéntate un momento y piensa, ¿cómo crees que verán nuestra civilización las personas que vivan...

A lo mejor tienes jardín o una parte de campo invade el terreno de tu casa, si es así eres muy...

Deja una respuesta