Aprender la ortografía no tiene por qué ser: aprenderse de memoria un conjunto de reglas, retener...