RODORÍN

RODORÍN


#2 · SER TITIRITERO

 

Rodorín, alías José Antonio López, puede parecer grande, serio y un poco desgarbado, pero al igual que una Matrioska alberga varias sorpresas en su interior. Primero música, ritmo, rima, ecos. Luego palabras, objetos, historias. Y, por fin, marionetas, teatro de sombras, retablos de títeres. Con todo ello armó su profesión: titiritero. Recorre el mundo de escenario en escenario para dejarnos con la boca abierta con cada uno de sus funciones. En el corazón de la Matrioska se guarda su mayor secreto, una minúscula piedrecita como la que llevan los cascabeles dentro, que le hace sonar y le da nombre: Rodorín.

WEB

 
    • Categories: #2, Escritores